Seguidores

Páginas vistas en total

jueves, 27 de julio de 2017

Helado corazón, cuerpo de roca (Soneto)




Quisiera felicitar al amigo y alpinista , Oscar Cadiach. Al coronar el Broad Peak,  se ha convertido en el primer catalán y el noveno español  en subir los catorce ochomiles si ayuda de oxigeno, dos veces. ¡Bravo Oscar! como bien dices tú siempre ¡ sempré amunt ! (Siempre arriba).
En casa estamos todos esperando tu regreso e impacientes por darte un fuerte abrazo.
.
La suerte en la montaña es dispar aunque el camino sea el mismo , por lo quisiera  dedicar mi poema a Oscar Cadiach y al amigo y alpinista Alberto Zeraín, desaparecido en Pakistam  al intentar coronar el Nanga Parmat . “Alberto”,  estés donde estés, no te olvidaremos nunca.
.
Helado corazón , cuerpo de roca. (Soneto)
.
Ourea impenetrable, sin ternura,
salvaje de los  pies a la cabeza,
de bella tez , de falsa gentileza,
y con la piel tan fría como dura.
.
Helado corazón, cuerpo de roca
que muestras en la cara  un blanco velo,
y en el cuello un collar de piedra y hielo
que lleva de camino  hasta tu  boca 
.
Te nutres del calor de las gargantas
y del valor del loco que te admira
para luego otorgar desgracia o suerte
.
Allí, donde tan fresca te levantas 
el tiempo se detiene, calla y mira 
la cara de la vida con la muerte.

miércoles, 5 de julio de 2017

Lágrimas a ambos lados (Prosa)





Lágrimas a ambos lados
.
Ahora que el vaho de nuestras bocas
se ha secado en el cristal de la ventana, 
ahora que todo a terminado entre los dos
solo la nostalgia se mantiene con vida
a ambos lados de ti y de mi.
Perdidos los sueños en el oscuro espacio
de dos mundos tan iguales como diferentes ,
se hace duro y tortuoso el despertar,
cuando no queda nada más 
que el eco de un suspiro
y lágrimas en los ojos.
La nostalgia nos abraza 
y nosotros a ella,
con la pena en la garganta 
y la tinta de nuestras lágrimas 
a ambos lados de una ventana
que separa el hoy del ayer.
Seguirá girando el mundo 
seguirá pasando el tiempo
tú asomando en mi memoria 
y yo en tu infinito universo,
mas antes que podamos olvidar
tendremos que aprender a vivir 
a ambos lados de la ventana
y con lágrimas en los ojos.
.
Poema y fotografía : Ramón Bonachi